Inicio Salsas Salsa bechamel

Salsa bechamel

167
0
Bechamel

BECHAMEL para pastas, croquetas, gratinados…

Bechamel

La bechamel es una salsa de tono claro casi blanco y de textura espesa elaborada a partir de leche, harina y mantequilla además de sal para rectificar su sabor.

La salsa bechamel es popular debido al papel de suma importancia que juega en todos los platos gratinados que contienen pasta o verdura, siendo tal su popularidad que es posible encontrarla envasada directamente para su consumo.

Dependiendo de a que plato vaya a acompañar la bechamel deberá ser preparada con una consistencia diferente más liquida o más espesa, por ejemplo en el caso de las croquetas en el que finalmente va a quedar en estado sólido, por el lado contrario, cuando va a utilizarse para cubrir platos como lasaña, canelones o espinacas debe tener una consistencia más líquida.
Como uso interesante, también es utilizada para dar un acabado cremoso a cremas como la de champiñones y espinacas.

Ciertas variaciones de bechamel incorporan diferentes tipos de quesos, cebolla picada y sofrita o distintos tipos de carnes, verduras o pescados.

Junto con con otros ingredientes conseguimos otras salsas reconocidas como es el caso de la salsa villeroy que añade clara de huevo y queso a la mezcla y se emplea como rebozado o la salsa thermidor con mostaza y vino blanco para acompañar pescados y mariscos,

Ingredientes

  • 2 vasos de leche (1/2 l)
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • sal


Preparación:

Pon una cazuela a fuego suave e introduce la mantequilla. Cuando se funda agrega la harina, mezcla bien hasta que quede perfectamente integrada.

Rehoga un poco y vierte la mitad de la leche (que esté fría) poco a poco, sin dejar de remover con una varilla o cuchara de madera, hasta conseguir una crema homogénea.

Vierte el resto de la leche en 2 veces, sin dejar de remover. Echa sal a tu gusto y cocina la salsa a fuego suave durante 10-15 minutos. Cuanto más tiempo la cocines, más suave y rica quedará.

Compartir