Inicio Verduras Champiñones salteados

Champiñones salteados

211
0
Champiñones salteados

Champiñones salteados

Los champiñones salteados juegan el papel la mayoría de los casos como acompañante de otros platos de carne o de pescado aunque bien pueden tomar el papel protagonista como entrante o aperitivo.

Este plato que consiste en champiñones o setas cortados preferiblemente en laminas, aunque no obligatoriamente, también podemos cortarlos en cuartos o como más nos guste, sofritos sobre una sartén y servidos cuando aun están calientes. Es una posibilidad añadir una nota ligeramente picante a los champiñones salteados mediante la incorporación de una guindilla mientras se sofríen en la sartén.

Ocasionalmente los champiñones salteados pueden servirse sobre una rebanada de pan tostada a modo de tapa, también pueden obtener la calificación de “al ajillo” cuando son aderezados con ajo picado y perejil a modo de decoración mientras se sofríen en la sartén para que adquieran sus sabores.


Ingredientes:

  • Una lata de champiñones o 250 gramos de champiñones naturales,
  • 2 dientes de ajo,
  • perejil,
  • jamón serrano (opcional),
  • aceite de oliva,
  • vino blanco (opcional) o zumo de limón,
  • sal.

 

Preparación:

Una vez tenemos los champiñones escurridos en el caso de que sean de lata o bien lavados si optamos por champiñones naturales, los cortaremos en rodajas del grosor deseado, ni muy finas ni muy gruesas.

A continuación los verteremos en una sartén con aceite y añadiremos los ajos picados y un poco de perejil también picado (otra opción es añadirlo al finalizar para dar un toque decorativo si es el caso de que no nos gusta demasiado o se trate de un sabor fuerte), dejando toda la mezcla que se cocine a fuego lento y así evitar que se queme.

Otra opción muy interesante es añadir jamón serrano en tacos pequeñitos o en tiras para saltearlo junto con los champiñones

Con los champiñones escurridos (si son de lata) o lavados (si son naturales), los cortamos en rodajas del grosor deseado.

Seguidamente, en una sartén con aceite, vertimos en ella los champiñones junto con los ajos picados y el perejil también picado dejando que se haga a fuego medio para que no se queme, también es buena la opción de añadir vino blanco, unos 120ml será suficiente, para dejar que se cocine todo durante unos 5 minutos.

 

Compartir